Click sobre la imagen para volver a la Página Principal

Seguidores

domingo, 27 de noviembre de 2016

ANGEL

Eran sentimientos opuestos. 
Por un lado quería ver tu rostro una última vez.
Por otro, quería quedarme con la imagen maravillosa que tenía de ti.
Estando en el funeral quise ir a verte, quise mirarte a la cara y despedirme, pero no tuve la valentía de hacerlo.
Pero, mientras el padre rezaba, te asomaste entre la multitud. La cabeza blanca de esa señora se inclinó hacia adelante y la espalda de ese hombre grande se hizo para atrás lo suficiente para verte. 
Y ahí estabas, mirándome fijo. Fue lindo ver tus enormes ojos verdes una última vez, aunque fuera en una foto puesta sobre tu féretro.
No sé que te llevó a tomar esa terrible decisión... Pero creo que estás desde el Cielo cuidando a los tuyos.
Hasta siempre, angelita.
Un beso hasta el Cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada