Click sobre la imagen para volver a la Página Principal

Seguidores

martes, 3 de mayo de 2016

UN AÑO

No puedo creer que ya haya pasado un año.
Un año desde que llegaste a llenar mi vida de sonrisas, de abrazos y besos.

Eres lo más grande que tengo, siendo aun tan pequeñita.

En mi mente solo hay un pensamiento “¡No quiero que crezcas!”. Esas palabras rondan mi cabeza todo el día como un eco. Y es que eres tan perfecta así como estás, que me da miedo que cambies, que seas diferente a lo que eres ahora, que el mundo te devore y corrompa tu pureza, tu alegría, tu inocencia.

Sé que por más que lo anhele, ese deseo no se cumplirá. Ya ha pasado un año como un suspiro. Seguro que vendrá otro y otro y otro, sin que pueda darme cuenta. ¿Qué hago contigo entonces? ¿Encerrarte aquí en tu pieza y disfrutarte yo solo? No, no puedo privar al mundo de ti, del tesoro que eres. Entonces ¿Por qué pensar que el mundo te corromperá y no pensar en que tú lo puedes arreglar? 

En este primer año de vida, hija, te regalo el mundo, te lo regalo para que lo hagas brillar con esa sonrisa maravillosa que tienes. Te regalo el mundo para que lo llenes de amor con tu mirada única y transparente. Te lo regalo para que lo hagas bailar con tus piecitos y tus deditos. Te lo regalo para que lo mejores con todo lo bueno que hay en ti, porque yo me encargaré de protegerte de lo malo que hay en él.


Sigue creciendo, Celeste. Mi amor por ti crece contigo.
Te amo.
Feliz cumpleaños




lunes, 24 de agosto de 2015

LOS OTROS ESTUDIANTES

Cuando uno es Profesor comete muchos errores. Muchos de ellos condicionados por nuestra propia personalidad; otros por el sistema educativo que no te deja muchas opciones; otros, simplemente, "porque siempre se ha hecho así"...

¿Por qué solicitamos encarecidamente silencio cuando se está haciendo una prueba? La respuesta obvia es "porque los niños necesitan concentrarse". Y claro, seguramente en algún tiempo era así. Seguramente en algún tiempo todos los niños estaban moldeados de la misma manera, o no conocían otras formas de comportarse... 

Yo mismo, hace un par de minutos atrás dije a mis alumnos (que están rindiendo una prueba en este preciso instante) "guarden silencio que aún hay gente que no ha terminado su prueba". Pero creo que ese es un error que cometemos muchos pensando en sólo un grupo de estudiantes: aquellos que se concentran cuando hay silencio. Sin embargo dejamos de pensar en ese otro grupo de estudiantes, en aquellos que necesitan estar moviéndose, necesitan estar balanceándose en la silla, necesitan socializar los contenidos, necesitan escuchar música, necesitan masticar un chicle, caminar, etc., etc., etc.

¿Cómo lograr un equilibrio entre ambos grupos? ¿O habría que separarlos en diferentes salas? ¿Qué hacer?

No sé cual es la respuesta correcta, pero creo que por ahora es importante darle espacio a esos estudiantes en el aula de alguna forma, buscar alternativas para que dentro de la clase tengan un espacio igual de protagónico que los estudiantes más "tradicionales". Sobre todo es importante que sepan que no están mal, o que no tienen un problema, sino que son diferentes, y que la diferencia y diversidad SIEMPRE es positiva.

Esos que no dejan de hablar, que no dejan moverse en la clase, son los que siempre tendrán algo que decir, son los que no dejarán de moverse en la vida. Esos son lo que no se detendrán, no se conformarán... Esos son los que hacen cambios en el mundo.

martes, 4 de agosto de 2015

escribir

Escribir no es atrapar palabras en un párrafo,
es liberarlas de la esclavitud del "yo".

jueves, 30 de julio de 2015

ASÍ MUEREN LOS ÁNGELES

Hace unos días murió un ángel en mi ciudad.
Les contaré cómo sucedió esto. Es muy triste, pero es necesario contarlo para que no vuelva a pasar.

Hace meses mi amiga KG me pidió un gran favor. Su amiga PD padece de un cáncer que, como es lógico, la tiene muy triste y angustiada. Ante ésta situación KG y un grupo de amigos decidieron hacerle un regalo anónimo una vez al mes, acompañado de mensajes de ánimo y motivación. La intención de esta "campaña" era que PD nunca supiera de donde provenían los regalos, sino que fueran una inyección de alegría para su vida que tanto la necesitaba.

Mi papel aquí era muy sencillo: escribir estos mensajes, para que ella no pudiera reconocer la letra; e ir a dejarlos, para que ella nunca viera a alguno de sus "angelitos" en la puerta de su departamento.

Así lo hicimos. Le escribí el primer (y último) mensaje que me dictó mi amiga KG, firmado por "tu Ángel de la Guarda" y con un dibujo muy lindo (al menos a mi juicio).




Todo iba a la perfección hasta el momento. KG y los angelitos tras este plan estaban logrando su misión (o eso creían).

Ese mismo día mi amiga KG y yo fuimos en mi auto hasta la casa de PD. Me estacioné media cuadra más allá y me bajé para dejar el regalo con el conserje del edificio.

Le expliqué la situación, pidiéndole total reserva. Él conocía bien a PD, al parecer es una persona muy amable con él (o esa impresión me dejó por cómo se refirió a ella).

Listo. Primera prueba superada ¿Superada? ¡No! Esa misma tarde me llamó KG para pedirme "algo muy freak": que por favor buscara a PD en facebook y la bloqueara para que ella no me pudiera encontrar, pues tras la entrega del regalo sucedieron varias cosas que no esperaban estos angelitos y que no fueron precisamente positivas: PD solicitó revisar las cámaras del edificio para saber quien había llevado el regalo, pues se asustó con la situación tan fuera de lo normal; la seriedad del conserje del edificio fue puesta en duda por no solicitar el nombre y RUT de la persona que dejó el paquete en conserjería; el novio de PD pensó que esta situación había sido provocada por un ex de la muchacha para perjudicar su relación; los angelitos se vieron obligados a revelar su identidad arruinando la sorpresa... entre otras cosas. 

Una iniciativa que buscaba provocar alegría, entusiasmo, motivación, etc., terminó provocando miedo, preocupación y desilusión. ¡Cómo la desconfianza se ha apropiado de nuestras vidas!

Hoy este angelito está en este lugar de mi oficina. Ha muerto. 
Y mueren varios a diario... 
Corrijo. 
Matamos varios a diario.



sábado, 20 de junio de 2015

mi primer DÍA DEL PADRE

Hace un rato vinieron unas amigas a visitarnos. Les pregunté si encontraban linda a la Celeste, porque yo la encuentro hermosa, pero siempre me asalta la duda ¿es tan hermosa como yo la veo o es que uno como padre no es objetivo y esa es la razón de mi admiración por su belleza?

Mañana Celeste me regalará mi primer día del Padre.
Ha sido un tiempo de aprendizaje maravilloso. Semanas donde este amor tan misterioso como maravilloso me ha enseñado muchas cosas.

Pero el principal aprendizaje no tiene que ver conmigo como padre.

Me despierto temprano en la mañana pensando en mi hija, voy a trabajar pensando en mi hija, almuerzo pensando en mi hija, llego a la casa lo más rápido posible pensando en mi hija...

Miro el pasado y solo pienso en que Dios armó todo tan perfectamente para hacerme padre de esta niña hermosa. Miro el futuro y solo imagino cómo va a ser su vida, cómo será su rostro, con quien compartirá su vida...

Postergo mi vida, por la de Celeste Agustina. Dejo de ser yo, para ser el papá de Celeste Agustina. Dejo de comprarme cosas para mí, para comprarle cosas a Celeste Agustina... y la lista de ejemplos es bien larga.

No sé si -al igual que me sucede ahora con Celeste- soy yo como hijo que veo a mi madre como una mujer maravillosa, genial, simpática, linda, esforzada...

Tengo claro que mi mayor aprendizaje en este día del padre tiene que ver con ella, más que conmigo: he aprendido una pequeña parte de lo que alguna vez hiciste por mí. Y ahora que lo he vivido lo valoro y lo entiendo. Entiendo por qué te postergaste, entiendo por qué dejaste de ser tú para ser mi mamá. Y entiendo el amor que sientes por mí, que es el mismo que yo siento por Celeste.

En este día del padre solo tengo gratitud para ti, mamá.

Feliz día del padre, mamá.
Te amo.


miércoles, 17 de junio de 2015

ASESINATO DE ÁRBOL

Debo reconocer que me siento orgulloso de conocer a este niño.



http://www.australtemuco.cl/impresa/2015/06/14/full/cuerpo-principal/11/


viernes, 12 de junio de 2015

Los padres de hoy en día enseñan a sus hijos a desconfiar de todo el mundo...
Pero después se quejan de que sus hijos no tienen habilidades sociales.